De momento no debes desesperar ni tirar la toalla. Sabemos que estás pasando por la fase de pánico y eso te ha llevado hasta este artículo. Todo tiene solución…menos la muerte. Esto también incluye a tu disco duro.  

Pero vamos ahora a ocuparnos de esos datos. Hagamos todo lo posible y apliquemos cada uno de los consejos para poder recuperarlos. 

 

 

  1. Herramientas del sistema operativo 

 

Lo primero es utilizar las herramientas que nos proporciona el propio sistema operativo.  

 

Si eres usuario de Windows siempre puedes recuperar tus archivos desde la copia de seguridad o bien restaurarlos desde una versión anterior. Sigue los pasos del asistente. 

 

Si eres usuario de Mac, sigue los pasos indicados en Utilidad de discos. 

 

 

  1. Diagnóstica el problema 

 

De momento las herramientas del sistema operativo no han dado resultado. No pasa nada. Vamos a diagnosticar el problema. En Windows abre Inicio y busca Este equipo. Pulsa sobre el disco que quieres escanear. A continuación pulsa botón derecho y en propiedades ve a las pestaña Herramientas y dale a Comprobar. De las dos opciones que te ofrece, elige Examinar unidad.  

 

En Mac tienes el Apple Hardware Test al que puedes acceder encendiendo y pulsando la tecla D si es Intel o bien mantén pulsado el botón de inicio durante el inicio si es Silicon. Cuando aparezcan las opciones pulsa Comando + D. 

 

 

  1. El sistema operativo no puede reparar el daño 

 

Si el sistema operativo no se basta a sí mismo siempre podremos recurrir a herramientas de terceros.  

Existe una serie de herramientas estupendas para recuperar tus datos, pero aquí te vamos a aconsejar la mejor: se llama EASEUS DATA RECOVERY WIZARD y tiene versión gratuita y de pago. Sirve tanto para Windows como para Mac.  

 

Es muy sencillo de utilizar. Simplemente sigue las instrucciones y no desesperes. Como todo en esta vida, lo mejor se paga. Desde aquí te aconsejamos la versión de pago y sabemos que no estamos dando un mal consejo. 

 

Además, EASEUS te ayudará tanto si el problema es de Software o de Hardware. Confiemos en ello. 

 

  1. La prevención es la clave siempre 

Sabemos que esto último te va a sonar a te lo dije, pero todos tenemos que escucharlo de vez en cuando. 

 

  • Hacer back up regularmente ya sea en disco duro externo o servidor remoto. 
  • Protege tu equipo contra subidas de tensión o cortes eléctricos mediante UPS (Uninterruptible Power Supply). 
  • Evita mover tu equipo mientras esté en funcionamiento. 
  • Las altas temperaturas son perjudiciales para cualquier computadora. Intenta que la temperatura ambiente sea de 21º en la estancia donde trabajes. 
  • Comprueba de vez en cuando tal y como hemos visto en el punto 1 y recuerda actualizar periódicamente el antivirus. 

  

Si has sido previsor y además has seguido cada paso de lo que en este artículo te hemos aconsejado pero el problema persiste, te lo repetimos: no tires la toalla.  

Tienes siempre la posibilidad de confiar en profesionales del mantenimiento informático como nosotros. En PC Clear seguro que podremos ayudarte.