Preocupados por la entrega del informe, por acabar la presentación, por redactar la respuesta a un e-mail crucial, no nos permitimos perder ni un segundo. El ritmo del trabajo no concede esperas ni aplazamientos.

Cuando nuestro equipo tarda demasiado tiempo en arrancar o en conectarse a internet o simplemente empieza a hacer cosas raras nos lo tomamos como la gran injusticia de nuestras vidas cuando en realidad no hemos reparado en el mantenimiento.

Nos dejamos llevar por las urgencias sin darnos cuenta de lo importante que es mantener los equipos a punto.

Lo más dramático es que, si el mantenimiento nos quita tiempo de producción, lo concebimos como una pérdida absurda cuando la realidad es que, si perdemos la actitud de estar siempre listos, entonces sí se tratará de una perdida absurda de tiempo.

Clases de mantenimiento informático

Las cuatro clases de mantenimiento informático tocan tanto a Hardware como Software. Veamos cuales son:

Mantenimiento Predictivo

Este es el conjunto de tareas que se aplican para prevenir posibles fallos del sistema. Se trata de monitorizarlo con la ayuda de programas de software que mediante análisis nos informarán de posibles amenazas y fallos. El objetivo es anticiparse e intentar evitarlos antes de que tengan lugar.

Mantenimiento Preventivo

En software el mantenimiento preventivo se refiere a tareas como la creación de copias de seguridad, escaneado para la detección de virus, liberación de espacio en el disco duro y liberación de memoria RAM.

En hardware se desarrollan tareas en dos sentidos: mantenimiento pasivo y activo.

El mantenimiento pasivo se refiere a mantener los equipos en circunstancias ambientales óptimas tales como el control de la temperatura ambiente.

El mantenimiento activo consiste en la limpieza de los componentes con una frecuencia adecuada.

Mantenimiento Correctivo

En este punto ya se trata de corregir el fallo que, por circunstancias, ya ha tenido lugar. Aquí hay que proceder a la reparación y / o sustitución de piezas en los equipos afectados.

No se debe olvidar que la parte más importante de estas acciones es tomar buena nota del fallo para que no vuelva a ocurrir. Llegar hasta el fondo de las causas del fallo puede ser clave para detectar repercusiones que en un primer momento podemos haber obviado.

Mantenimiento evolutivo

La obsolescencia (programada o no) es un hecho en los sistemas informáticos. Es un mercado muy cambiante en constante evolución y mejora.

El mantenimiento evolutivo nos obliga a estar en guardia ante esos cambios para no quedarse obsoleto. Hay que estar atento a las tendencias y conocer qué herramientas y recursos necesitarán nuestros sistemas para no quedarse fuera de la selección natural y por tanto de la evolución.

La clave es medir con la mayor exactitud posible cual es el tiempo de vida que le queda a nuestros equipos y prever su sustitución en un plazo razonable.

Para no errar el tiro, hay que hacer un buen análisis de debilidades y fortalezas que nos ayude a saber cuales son las actualizaciones que hay que implementar y optimizar los recursos que pongan a nuestra empresa en camino hacia el futuro sin naufragar en la dejadez.

El mantenimiento informático es clave para evitar problemas y pérdidas de tiempo y dinero. En PC Clear llevamos años ocupándonos del mantenimiento informático para terceros. Esta colaboración ha hecho que cada minuto invertido en la puesta a punto de los sistemas informáticos haya colocado a cada uno de nuestros clientes a la vanguardia del mercado.

Cuenta con nosotros para no quedarte atrás.